Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
OPCIONES DE MENÚ
Nuestros Gatos
Nuestras Gatas
Casos Especiales
Casos Urgentes
Finales Felices
Noticias de Adoptados
En el recuerdo
Concurso de Fotos 2008
Clínicas Colaboradoras
Suscríbete al Boletín
Cementerio Virtual
Alfombrillas GATA
Camisetas
BOLSAS GATA
Calendarios 2019
Artículos Interesantes
Nuestras Historias
Contacto
Noticias de Interes
Enlaces
Protectoras y Perreras
Área de Descargas
Política de Privacidad
Ley de Protección Animal
 
BUSCADOR
 
   Nuestras Historias
Administración de medicamentos

La mayoría de los gatos, al contrario de la creencia popular, son animales dóciles que se dejan tratar bastante bien. La administración de medicamentos no suele ser problemática en la mayoría de los casos.
Las pastillas se pueden administrar directamente en la boca tal como explicábamos en la sección de gatitos. Si el gato es reacio podemos machacar la pastilla y mezclarla con un poco de comida de lata o bien diluirla en un poco de agua y administrarla por vía oral ayudándonos con una jeringuilla. Algunos gatos requerirán que los inmovilicemos enrrollándolos en una toalla y dejando que sólo la cabeza salga fuera. En algunos casos excepcionales los gatos no se dejan administrar medicamentos y puede que no haya más remedio que acudir regularmente al veterinario para que él se lo administre en forma inyectable. Sabiendo la dificultad en la administración de medicamentos a gatos, los laboratorios de productos para animales fabrican comprimidos cada vez más pequeños y de más fácil administración

Cuando sé que está enfermo
Los gatos son animales de costumbres fijas. Veremos repetir día tras día los mismos hábitos, que al final se convertirán en parte de nuestra rutina diaria. Por eso cuando un gato se pone enfermo, es bastante fácil detectarlo, ya que veremos cambios en su actitud habitual. Puede que duerma mucho más de lo normal, que esté menos comunicativo, que evite el contacto con nosotros retirándose a rincones apartados. Además pueden presentarse otros síntomas visibles como inapetencia, beber u orinar más de la cuenta, vómitos, diarrea, pelaje poco lustroso, pérdida de peso.
Los problemas tienen muchas más posibilidades de solucionarse cuanto más pronto se detectan. Cuando veamos algo anormal en nuestro gato es un buen momento para realizar una visita.

Parasitos
Ya hemos hablado de algún tipo de parásito anteriormente pero haremos un breve repaso de los más frecuentes.
Parásitos intestinales
Los parásitos intestinales no son siempre visibles macroscópicamente en las heces de los gatos. Las parasitaciones suelen dar síntomas como diarrea o vómitos. Otras veces pueden pasar desapercibidas y lo único que veremos externamente es que el animal no gana peso regularmente.
El parásito intestinal más frecuente en los gatos es el dipilidium. Es un tipo de tenia, cuyo segmentos se pueden apreciar en las deposiciones del gato. Tienen unos 4 a 5 mm. de longitud y son de color blanco. Es el parásito más frecuente porque suele ir asociado a la contaminación con pulgas, la cual juega un papel muy importante en el ciclo de vida de este parásito. Existen muchos otros parásitos intestinales que afectan al gato como toxocaras, giardias, etc. Estos parásitos se detectan normalmente mediante un examen fecal llevado a cabo en laboratorio. Nuestro veterinario será el que determine la presencia de algún parásito y su tratamiento más adecuado. En cualquier caso es aconsejable, tal como habíamos dicho en una sección anterior, la desparasitación regular de los gatitos , sin esperar a que aparezcan los problemas de forma visible.
Parásitos externos
El más frecuente y con mucha diferencia es la pulga. Algunas personas piensan que porque su gato vive en un piso y no sale al exterior no puede llegar a contaminarse con pulgas. La realidad es que las pulgas pueden afectar a cualquier gato. Nosotros mismos inadvertidamente podemos ser los que hagan de vector de la pulga desde el exterior hasta nuestro domicilio. El gato parasitado con pulgas se lame con mucha insistencia, se rasca, y en su pelaje se pueden observar las deyecciones de la pulga, que tienen un aspecto como de granitos de tierra de color negro. Estos granitos al mojarlos con agua se disuelven y se vuelven de color rojo. De hecho lo que la pulga hace es picar al gato y absorber su sangre. Por tanto sus deyecciones no son más que sangre digerida. Por eso se vuelven rojas al diluirlas con agua. La eliminación de las pulgas sobretodo en casos que hayan estado afectados mucho tiempo, puede plantearse difícil. Hoy en día existen productos muy efectivos para la erradicación. Hemos de consultar con el veterinario cuál es el programa más adecuado para nuestro caso. Hay que llevar tanto un programa directamente sobre el gato como en el ambiente donde vive. Sólo complementando los dos tratamientos se logran controlar las infestaciones severas de pulgas. No es mala idea, sobretodo en las temporadas más calurosas y húmedas del año, usar algún método antipulgas como prevención. La prevención es muy fácil. La erradicación puede ser mucho más complicada y por supuesto costosa.
Otodectes cinotis es el parásito que afecta el canal auditivo externo de los gatos. En lenguaje coloquial se les llama los ácaros del oído. Se trata de un artrópodo de color blanco que habita en el oído de los gatos y cuya infestación produce en el mismo una secreción abundante de color negro y de aspecto terroso. Al gato le produce un intenso picor que manifiesta agitando la cabeza y rascándose las orejas las cuales pueden presentarse externamente lesionadas y sangrientas por las uñas del propio gato. Esta infestación necesita ser tratada. Nuestro veterinario examinará los oídos del gato y nos aconsejará el tratamiento más adecuado. Son parásitos muy resistentes y en algunas ocasiones la infección puede recurrir después del tratamiento. Los gatos que salen al exterior y tienen contacto con otros gatos se contaminan con este parásito con mucha facilidad.
Notoedres cati es el parásito que produce la sarna de los gatos. es una infestación mucho menos frecuente que el parásito visto anteriormente. Produce en el gato un intenso picor y las primeras lesiones se suelen apreciar en la piel de la cara del gato la cual presenta un aspecto inflamado, rugoso, y descamativo.

 Descargar documento
Ahora puedes ayudarnos desde cualquier lugar y de la manera más cómoda y segura.
Ellos te necesitan.
Colabora CON SOLO 1 EURO AL MES con nuestro Teaming de la ASOCIACIÓN GATA.
Puntal Decoración, paneles de poliéster y fibra de vidrio
imitación piedra y ladrillo.
¡¡ Consigue hasta un 50% de descuento en Atención Veterinaria en nuestras Clínicas Colaboradoras !!
Oferta para Socios
Uniservice Asesores es la asesoria fiscal que colabora con GATA.
Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
Asociación GATA
E-mail: info@gataweb.com - Política de Protección de Datos
© Copyright 2003 gataweb.com. Todos los Derechos Reservados.
Programacion y Diseño Web por Byte Revolution