Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
OPCIONES DE MENÚ
Nuestros Gatos
Nuestras Gatas
Casos Especiales
Casos Urgentes
Finales Felices
Noticias de Adoptados
En el recuerdo
Concurso de Fotos 2008
Clínicas Colaboradoras
Suscríbete al Boletín
Cementerio Virtual
Alfombrillas GATA
Camisetas
BOLSAS GATA
Calendarios 2019
Artículos Interesantes
Nuestras Historias
Contacto
Noticias de Interes
Enlaces
Protectoras y Perreras
Área de Descargas
Política de Privacidad
Ley de Protección Animal
 
BUSCADOR
 
   Nuestras Historias
Leishmaniosis canina

-Qué es la Leishmaniosis

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria, de curso más o menos crónico, que afecta al perro, al hombre y a ciertos roedores, causada por un protozoo intracelular. Cursa con distintas formas clínicas en función de la especie productora de la infestación.
La importancia de esta enfermedad es doble. Por una parte, afecta a los perros, provocando en ellos una sintomatología que, en muchos casos, conduce a la muerte del animal. Por otra, es una enfermedad que puede transmitirse al hombre (zoonosis).

-Etiología y epidemiología

El parásito productor de la enfermedad es el Gº Leishmania, con sus especies donovani, trópica, mexicana y braziliensis.
La transmisión de la enfermedad depende de la forma de presentación del proceso:
Forma visceral: el perro enfermo lleva en la sangre gran número de parásitos. Las hembras de mosquitos de la familia Phlebotomidae, en las picaduras, ingieren sangre con leishmanias del animal parasitado. En una nueva picadura introducen el parásito en el torrente sanguíneo de un animal sano o de una persona. A partir de ahí se inicia la enfermedad, pasando las leishmanias a todos las órganos internos: bazo, hígado, masa intestinal, médula ósea, etc.
Forma cutánea: hay úlceras exudativas. Desde que el mosquito pica al animal hasta que se presentan los primeros síntomas pueden transcurrir desde varios días hasta un año.

-Sintomatología

FORMA VISCERAL
Dermatitis alopécica y furfurácea, con alopecias, inicialmente en torno a los ojos y más tarde, en dorso y lomos.
Dermatitis alopecia en los salientes óseos, que pueden acabar en úlceras.
Crecimiento anormal de las uñas.
Nodulaciones en los espacios interdigitales.
Los músculos de la cara se atrofian y aparecen arrugas.
Se produce una anemia inicial, acompañada de adelgazamiento progresivo que puede llegar a la caquexia.
Se pueden producir enteritis con alternancias diarrea-estreñimiento.
Pueden aparecer signos hemorrágicos en fosas nasales y mucosa gingival.
Infartación ganglionar.

FORMA CUTÁNEA
Forma seca: tras un periodo de incubación de unos meses se observan en el dorso y lomos de los perros unos nódulos rojizos, que pueden llegar a ulcerarse y a cubrirse de unas costras duras.
Forma húmeda: aparecen los mismos nódulos rojizos, que se ulceran, terminando en una úlcera profunda exudativa, de bordes irregulares.

FORMA MONOCUTÁNEA
Es una forma intermedia entre las dos anteriores. Se pueden distinguir en ella dos etapas:
Aparecen unos nódulos que se ulceran y acaban en unas costras exudativas. Transcurridos entre 6 y 15 meses, aparece la segunda fase.
Se observan nódulos confluyentes a manera de racimos que se necrosan, pudiendo llegar a destruir el tabique nasal.

-Diagnóstico

Un veterinario clínico puede diagnosticar la enfermedad en el periodo patente, pero es necesario acudir a las técnicas laboratoriales para detectar el parásito. Estas técnicas se basan en la observación de leishmanias o en la detección de anticuerpos producidos como respuesta a la presencia del parásito en el interior del organismo del animal (IFI y ELISA).

-Tratamiento

El tratamiento del proceso varía en función de la forma de presentación.
Antimoniales pentavalentes derivados diamidínicos o inmidazólicos.
Levamisol.
Complejos vitamínicos, protectores hepáticos y renales.
Antibioterapia.
Corticoterapia.

-Profilaxis

Las vacunas de perros investigadas no han dado ningún resultado. Por ello hay que utilizar otras estrategias:
Ante los perros sanos: determinar si el perro posee o no el parásito, en caso afirmativo tratarlo si existe posibilidad de curación.
Ante los perros enfermos: tratarlo cuando se prevea la recuperación, en caso contrario, proceder al sacrificio.
Ante los vectores: a nivel particular usar repelentes de mosquitos y a nivel general sanear las fuentes de procedencia de los mismos.

-Recomendaciones al propietario del perro

Vigile el estado de salud de su animal.
Utilice repelentes de mosquitos, o evite los lugares donde habitualmente estén presentes.
Realice chequeos de su perro con periodicidad, al menos anual.
Si observa alguna anomalía, acuda a su veterinario.

Ahora puedes ayudarnos desde cualquier lugar y de la manera más cómoda y segura.
Ellos te necesitan.
Colabora CON SOLO 1 EURO AL MES con nuestro Teaming de la ASOCIACIÓN GATA.
Puntal Decoración, paneles de poliéster y fibra de vidrio
imitación piedra y ladrillo.
¡¡ Consigue hasta un 50% de descuento en Atención Veterinaria en nuestras Clínicas Colaboradoras !!
Oferta para Socios
Uniservice Asesores es la asesoria fiscal que colabora con GATA.
Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
Asociación GATA
E-mail: info@gataweb.com - Política de Protección de Datos
© Copyright 2003 gataweb.com. Todos los Derechos Reservados.
Programacion y Diseño Web por Byte Revolution