Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
OPCIONES DE MENÚ
Nuestros Gatos
Nuestras Gatas
Casos Especiales
Casos Urgentes
Finales Felices
Noticias de Adoptados
En el recuerdo
Concurso de Fotos 2008
Clínicas Colaboradoras
Suscríbete al Boletín
Cementerio Virtual
Alfombrillas GATA
Camisetas
BOLSAS GATA
Calendarios 2019
Artículos Interesantes
Nuestras Historias
Contacto
Noticias de Interes
Enlaces
Protectoras y Perreras
Área de Descargas
Política de Privacidad
Ley de Protección Animal
 
BUSCADOR
 
   Artículos

Este gato.... ¿estará loco?

Eres dueño de un gato ¡Felicidades! Si acaba de llegar a casa, debes saber que te esperan años de alegría y de buenos momentos. Si, por el contrario, ya eres veterano en tu relación con nuestros queridos amigos felinos, sin duda
muchas veces te habrás hecho la siguiente pregunta:

"Este gato.... ¿estará loco?"

MI GATO....

"AMASA" CON SUS PATITAS DELANTERAS

La acción en la que el gato estira sus patitas y dedos rítmicamente es conocido como "amasar". Este movimiento va acompañado de la aprehensión en la boca del animal de, por ejemplo, un trozo de tela, o incluso la propia piel del dueño. Los cachorros "amasan" con sus patas las mamas de la madre con objeto de estimular la secreción de leche. Este comportamiento, en muchas ocasiones, se prolonga incluso después de que el gato sea adulto; se trata, pues, de una reminiscencia de su etapa de "bebés".

SE FROTA CONTRA MÍ Al igual que el gatito se frota contra su madre reclamando alimento o atención, el gato adulto se frota contra su amo con
la cabeza o el cuerpo.En realidad se trata tanto de una señal de afecto como de un ritual de marcaje. Frotando su cabeza contra tí, el gato deposita la secreción de las glándulas que se encuentran situadas a ambos lados de su cabeza,
impregnándote de sus hormonas y diciendo "¡eres mío!".

BEBE AGUA DEL GRIFO QUE GOTEA
Aun cuando tenga agua en abundancia en su tazón, de vez en cuando podemos sorprender a nuestro
gato bebiendo o lamiendo directamente las gotas que caen del grifo del fregadero o del lavabo. Expertos en etología felina explican que, además de que el agua del grifo suele estar más fresca, el gato es un gran jugador al que apasionan los retos: le resulta más divertido hacer cabriolas y equilibrios para conseguir el agua del grifo, que tomarla tranquila y monótonamente de su plato.

SE MUERDE LA COLA, U OTRAS PARTES DE SU CUERPO, HASTA DAÑARSE

Si tu gato tiene prurito, parásitos externos u otra afección cutánea, aunque para tí pase inadvertida, se lamerá, morderá y rascará la zona hasta hacerse aparatosas heridas. Sin embargo, en ocasiones
se trata de una obsesión a través de la cual el animal manifiesta una situación de estrés, nerviosismo o aburrimiento. En cualquier caso, es
hora de acudir al veterinario para que éste haga una valoración de la situación que pueda descartar problemas más serios.

EMITE RUIDITOS NERVIOSOS CUANDO VE UNA MOSCA EN LA VENTANA
... al mismo tiempo que mueve vigorosamente la cola. Este comportamiento guarda relación con el
instinto predatorio del gato. Al ver una posible presa (aunque sea una inofensiva mosca) fuera de su
alcance, se mostrará nervioso, excitado y tal vez frustrado al no poder darle caza.

ME LAME (¡Y TIENE LA LENGUA MUY ÁSPERA!) Si tu gato te lame ocasionalmente las manos, la cara u otra parte del cuerpo, te está considerando un igual, un "gato grande". Realmente te está aseando, cosa que sólamente hacen entre sí los gatos unidos por lazos familiares o pertenecientes a la misma comunidad.

SE PASA EL DIA DURMIENDO
Un gato adulto, sano, pasa alrededor del 60% de su tiempo durmiendo.
Sin embargo, a diferencia del cachorro, que duerme profundamente, el adulto permanece en una especie de duermevela, intercalando fases
de sueño ligero con otras, más cortas, de sueño profundo. Conforme van envejeciendo, los gatos duermen cada vez más, llegando a dormir,
incluso, el 75% del tiempo. Al igual que el humano, el gato también sueña. Esto cumple una importante función:clasificar, memorizar o evacuar los diferentes estímulos o agresiones percibidos durante su vida consciente.

¡ATACA MIS PIERNAS!

Los expertos en comportamiento felino utilizan la expresión de "síndrome del gato-tigre" para definir la manía que algunos gatos tienen de atacar violentamente los zapatos o piernas de su dueño. Este, escondido tras una puerta o un mueble, se abalanza sobre las extremidades de su propietario,
mordiéndolas o arañándolas. Esta enojosa manía es propia de gatos aburridos o que pasan mucho
tiempo solos. El gato, ansioso por moverse, provoca estas simulaciones de caza. Para tratar de
solventarlo, puede ser una buena solución estimular el entretenimiento del gato poniendo a su
disposición juguetes, un árbol para gatos, o colocando pequeñas cantidades de pienso en rincones escondidos de la casa.

LE ESTOY ACARICIANDO Y, DE REPENTE, ME ARAÑA
Al dueño del gato le desconcierta que éste acepte de buen grado sus caricias y, de pronto, muerda su
mano sin razón aparente. Este comportamiento se da en gatos nerviosos o hipersensibles, para los
cuales las caricias prolongadas llegan a un punto en que repentinamente se convierten en una sensación
insoportable.

¡SUFRE ATAQUES DE LOCURA NOCTURNA! Carreras alocadas de un lado a otro de la casa, saltos contra las paredes, persecuciones imaginarias, piruetas en el aire... Tranquilos,
nuestro gatito no se ha vuelto loco, sólo está jugando. El gato es un animal con una tremenda imaginación. Mediante estos juegos alocados,
que generalmente tienen lugar de noche (las horas nocturnas son aquéllas en las que el gato en libertad sale de caza), da rienda suelta a sus
instintos depredatorios, persiguiendo presas fantasmas, acechando a roedores inexistentes o saltando sobre pájaros imaginarios.

CHUPA PRENDAS DE LANA
En ocasiones, el gato chupa, muerde y destroza cuantas prendas de lana encuentra a su alcance. Este es un comportamiento extraño y peligroso, que todavía no ha podido ser suficientemente explicado. Peligroso, pues además de destrozar numerosos jerseys, calcetines y vestidos, el animal puede ingerir hilos de lana que pueden llegar a ocasionarle graves oclusiones. Algunas teorías han apuntado a un origen genético de esta obsesión, afirmando que los siameses son más propensos a padecerla, aunque esta predisposición racial no está demostrada. Parece ser, sin embargo, que
cierta similitud entre el olor de la leche y algunos productos utilizados para lavar la lana podría estar en el origen de esta curiosa manía gatuna.

SE AFILA SÓLO LAS UÑAS ANTERIORES
El gato tiene especial cuidado en tener siempre a punto una de sus armas más poderosas: las garras.
Es por esto que constantemente engancha las zarpas sobre sofás y tapicerías para eliminar las capas más superficiales y estropeadas de sus uñas. Puede parecer que nuestro gato sólo presta atención a sus zarpas anteriores puesto que son las únicas con las que araña nuestros queridos muebles, pero no es cierto, puesto que también se ocupa de las extremidades posteriores, aunque de diferente manera...
¡se las muerde!

http://personales.ya.com/outrem/gatos/

Ahora puedes ayudarnos desde cualquier lugar y de la manera más cómoda y segura.
Ellos te necesitan.
Colabora CON SOLO 1 EURO AL MES con nuestro Teaming de la ASOCIACIÓN GATA.
Puntal Decoración, paneles de poliéster y fibra de vidrio
imitación piedra y ladrillo.
¡¡ Consigue hasta un 50% de descuento en Atención Veterinaria en nuestras Clínicas Colaboradoras !!
Oferta para Socios
Uniservice Asesores es la asesoria fiscal que colabora con GATA.
Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
Asociación GATA
E-mail: info@gataweb.com - Política de Protección de Datos
© Copyright 2003 gataweb.com. Todos los Derechos Reservados.
Programacion y Diseño Web por Byte Revolution