Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
OPCIONES DE MENÚ
Nuestros Gatos
Nuestras Gatas
Casos Especiales
Casos Urgentes
Finales Felices
Noticias de Adoptados
En el recuerdo
Concurso de Fotos 2008
Clínicas Colaboradoras
Suscríbete al Boletín
Cementerio Virtual
Alfombrillas GATA
Camisetas
BOLSAS GATA
Calendarios 2019
Artículos Interesantes
Nuestras Historias
Contacto
Noticias de Interes
Enlaces
Protectoras y Perreras
Área de Descargas
Política de Privacidad
Ley de Protección Animal
 
BUSCADOR
 
   Noticias de Adoptados

Mus (antes Supi)

Sin saber cómo, me encontré en la calle. No sé cómo llegué allí, pero tengo un vago recuerdo de una vida mejor. Pero en ese momento, sólo sabía que me encontraba mal, muy mal. No es que yo sea un gato especialmente quejica, o eso creo, pero juro que me dolía todo el cuerpo, sobre todo el brazo derecho y la patita derecha, y la boca, .......... la boca no podía ni abrirla y, claro, no podía comer ni acicalarme, estaba en los huesos y todo sucio, y no tenía fuerzas para moverme.

En esos instantes, cuando ya creía que mi vida no tenía remedio, una humana me cogió con todo cuidado; a mí me da mucho miedo, aun ahora, que me cojan en brazos, pero mi situación era tan desesperada y mis fuerzas tan pocas, que no me resistí.

Oí algo así como “habrá que sacrificarlo”; yo no me preocupé, porque no sé lo que significa, pero la humana que me recogió dijo “ ni hablar, antes quiero que lo vea Manolo”.

Ahora sé que ese día empezó a cambiar mi suerte, todo eran cuidados y mimos, aunque no era consciente de ello, porque la verdad sea dicha, me hacía bastantes “perrerías” (por cierto, ¿por qué se llamarán perrerías?). Como una día que, al despertar, me encontré lleno de clavos por todo el cuerpo y ¡¡¡pelado como un pollo!!!. Pero, curiosamente, estaba tan resignado y me dejaba hacer de todo.

Y creo que fue la mejor actitud que pude tomar, pidiendo mimos y dejándome querer, ya que empecé a mejorar poco a poco. Ahora ya estoy fenomenal y contento; desde hace un año vivo en una casa muy bonita, que antes era de dos humanos muy majos a los que adopté. Ellos decían que era provisional, mientras me curaba (ja, ja), pero me los camelé en un “pis pas”.

También vive con nosotros otro gatito, Wisky, que, aunque me tiene un poco de envidia (cuando llegué ¡¡¡me bufaba!!!), juega conmigo y me hace compañía (je, je, me lo tengo casi, casi camelado).

Pero eso ya es otra historia.

P.D.: Nos os había dicho que mi nombre es Mus (es que mi humano es muy aficionado a ese juego de cartas), y también me llaman Musete, aunque cuando me recogieron de la calle me pusieron Supi (de Super-gato), por haber sobrevivido a tantos traumatismos.

P.D. 2: Gracias, Kat, por poner a “Supi” en mi camino. Rous.

Ahora puedes ayudarnos desde cualquier lugar y de la manera más cómoda y segura.
Ellos te necesitan.
Colabora CON SOLO 1 EURO AL MES con nuestro Teaming de la ASOCIACIÓN GATA.
Puntal Decoración, paneles de poliéster y fibra de vidrio
imitación piedra y ladrillo.
¡¡ Consigue hasta un 50% de descuento en Atención Veterinaria en nuestras Clínicas Colaboradoras !!
Oferta para Socios
Uniservice Asesores es la asesoria fiscal que colabora con GATA.
Quienes Somos Como Ayudar Hazte Socio Apadrina Necesitamos
Asociación GATA
E-mail: info@gataweb.com - Política de Protección de Datos
© Copyright 2003 gataweb.com. Todos los Derechos Reservados.
Programacion y Diseño Web por Byte Revolution